Centro San Juan de Dios

HOSPITALIDAD – Calidad – Respeto – Responsabilidad – Espiritualidad

Residencias y Viviendas

A lo largo del tiempo la residencia del Centro San Juan de Dios ha ido evolucionando, para poder dar solución a las necesidades que se nos han presentado en el camino. Lo que en su día la mayoría de vosotros conocisteis como una residencia, está hoy dividida en tres, con el fin de poder dar mejor respuesta a las necesidades de cada persona. Las tres mantienen un objetivo común que es generar entornos saludables de convivencia en los que se favorezca el desarrollo personal y social de las personas.
Cada una de las residencias está subdividida en unidades residenciales, al frente de las cuales está el grupo de cuidadores, que coordinan y realizan los programas y actividades que ellas se llevan a cabo.

Con esta breve introducción hemos intentado dar una visión general de la estructura de las residencias, pero os preguntaréis qué es lo que se hace en ellas. Es muy difícil detallar en cuatro líneas el funcionamiento de cada una de ellas, puesto que cada unidad residencial tiene una dinámica distinta.
Cuando en la calle se habla de residencias podemos pensar en varios tipos o clases, están las de estudiantes, las de personas mayores,… y el hogar de cada uno. Esta última es a la que queremos imitar, sabemos que nunca supliremos el hogar familiar pero intentaremos dar una calidad de vida lo mas parecida posible ¿Cómo?, proporcionando a cada persona los apoyos necesarios. Para ello tenemos clara una cosa: que necesitamos trabajar en equipo; usuarios, familiares y profesionales. Juntos, formamos ese equipo, estamos jugando el partido de la vida, donde no tiene que faltarnos la ilusión y esperanza por obtener el mejor resultado posible.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Anuncios