Centro San Juan de Dios

HOSPITALIDAD – Calidad – Respeto – Responsabilidad – Espiritualidad

Parece que fue ayer… y ya ha pasado un mes

El día 13 del mes pasado de marzo despedíamos a nuestros usuarios externos tanto ocupacionales como educativos, con un hasta pronto, a la espera de acontecimientos en el comportamiento de este mal bicho, que nos tiene a todos acongojados. Ese mismo día el Presidente del Gobierno anuncia el estado de alarma y el confinamiento de la población para una lucha más eficiente contra el virus.

Todos, de una manera u otra, tuvimos que tomar decisiones, cada uno en su ámbito, sobre cómo capear este temporal que se nos vino encima, y al que todavía nos estamos enfrentando.

El Centro comenzó a tomar decisiones difíciles en la Semana de San Juan de Dios, con la suspensión de todas las actividades que significaran el más mínimo riesgo para nuestros usuarios y nuestros profesionales. Paralelamente se tomaron  decisiones organizativas y de logística para enfrentarnos a esta situación: Creación de un grupo de seguimiento y gestión, turnos rotativos semanales de personal, adquisición de más material de protección, habilitación de zonas de aislamiento y preaislamiento, protocolos de actuación, programas de higiene y lavado de manos, conexión permanente con la administración sanitaria y de servicios sociales, recopilación y cumplimiento de normativa al respecto, conexión telefónica con familias, …

A fecha de hoy y después de un mes, seguimos todos bien, no hay casos en el Centro y nuestros residentes se van adaptando y aceptando de manera excelente esta nueva situación.

La Orden Hospitalaria, que siempre ha estado al lado de las personas más vulnerables, ha recibido de este virus un gran golpe, en toda España, afectando en gran manera a sus hospitales, a su personal sanitario, profesionales y a Hermanos de San Juan de Dios, que de forma casi heroica están partiéndose el pecho en el día a día, haciendo que el carisma de la hospitalidad y la entrega a los demás sea su luz y su guía.

Desde estas líneas, nuestro más profundo aplauso, afecto y agradecimiento, también al resto de sanitarios españoles, policías, bomberos, ejército, transportistas… y a todos los que de una y otra forma nos ayudan y nos protegen.

Pero sería injusto no centrarnos también en nuestra gran familia hospitalaria del Centro, a la que todos pertenecemos, y a la que también tenemos que agradecer mucho en estos días.

A las familias por vuestro apoyo incondicional, a los usuarios por su paciencia y adaptabilidad, a los profesionales por que se han volcado diariamente, con afecto, entrega y dedicación, muy por encima de lo exigible desde el punto de vista laboral, para que a nuestros residentes no les falte ni la atención adecuada ni la cercanía en el acompañamiento en estos momentos tan difíciles y a los voluntarios que reiteradamente se han puesto a disposición del Centro por si era necesaria su aportación. No tendremos días para agradecerles suficientemente su sacrificio y esfuerzo.

Desde el Comité de Dirección, os queremos transmitir también un mensaje de esperanza, seguro que todo va a salir bien, al tiempo que seguimos estando a vuestra disposición para todo el apoyo que el Centro pueda proporcionaros y deciros que aquí seguimos codo con codo en esta guerra que al final ganaremos.

Desde esta también vuestra casa, un fortísimo abrazo, muchísimo ánimo a todas y todos, y recordad que cada día que pasa es uno a descontar para la vuelta a la normalidad.

 

14/04/2020

COMITÉ DE DIRECCION